sábado, 16 de mayo de 2015

Mi teoría de todo, J. J. Johnson



Título en español: Mi teoría de todo
Título original: The Theory of Everything
Autor: J.J. Johnson
Número de páginas: 336
Editorial: SM
Precio: 9,95 €





 Sinopsis:
Todos creen que es hora de pasar página. A veces hasta oigo sus voces en mi cabeza:
 «Casi ha pasado un año desde el accidente. Supéralo de una vez, Sarah».
 Pero yo no puedo.
Desde que murió Jamie, no dejo de darle vueltas a lo que pasó... ¿Y si fue culpa mía? 
Las voces insisten una y otra vez:
«Céntrate en el instituto, Sarah. Olvídate de Jamie, Sarah».
Y entonces ocurre lo inevitable: se me enciende la neurona borde y manda a todo mundo al cuerno. No sé, el caso es que me paso el día haciendo garabatos en mi cuaderno y rayándome sobre... mi teoría de todo.

 Opinión personal:
       Realmente lo que me llamó la atención de este libro no fue la historia en sí, sino los elementos gráficos que componen el principio de cada capítulo. Es por ello que no tenía ningún tipo de expectativa cuando lo empecé a leer. Sin embargo, cuando lo terminé fue una sensación agridulce.
       La historia no me gustó; para empezar, entiendo la situación de la protagonista pero no la posición en la que se encuentran el resto de los personajes, quienes, en vez de intentar ayudarla a superarlo, le echan en cara que no siga adelante. Empezando por sus propios padres, constantemente echándole la bronca y quejándose de que tiene que superar la muerte de su mejor amiga porque ya ha pasado casi un año. ¿Qué les pasa? ¿No tienen sentimientos? Luego está su hermano, al que lo único que le interesa es aprovecharse de su situación y criticarla por hacer con su actitud que sus padres estén mal. En resumen, Sarah contra todos y viceversa.
       Por otro lado, aunque la trama no me agradó, el trasfondo que tiene el libro me encantó. Hay muchos pensamientos y realidades a lo largo de la historia que te hacen ver las cosas con más claridad, y cuando acabas de leerlo, si realmente has estado atento a esa filosofía casera que te ofrecía J.J. Johnson, terminarás con una cantidad innumerable de frases que harán más sencilla tu vida cotidiana, o al menos, más llevadera.
       Por todo esto, si realmente os gusta, como ya he dicho anteriormente, la filosofía casera, os recomiendo este libro, pero para uno de esos días en los que te aburres tanto que no sabes qué hacer, porque, en mi opinión, llega un momento en el que el argumento se vuelve muy pesado y lo único que quieres es acabarlo y buscar otro con más acción.
Aquí os dejo mi ilustración favorita del libro:

No hay comentarios:

Publicar un comentario